Tarha-05

Dibujo 1

            Pedir que custodien la AÑEPA, no es sólo destacar el reconocimiento a quien se desmarca en la verdadera defensa de las cosas de este maltrecho Archipiélago.  Es publicar ese buen hacer al que estamos obligados todos los hijos de esta tierra, y no menos los miles que de ella se benefician.

            Ni se respeta ni se defiende nuestro medio, ni se respetan ni se defienden nuestras riquezas etnográficas.  Destrozan y venden Las Islas impunemente, mientras pasiva y permisivamente lo contemplamos, cuando no somos partícipes de las migajas que dejan.

            Es doloroso el día a día de las traiciones que nos arruinan, son indignantes las alineaciones con el enemigo, es vergonzante cómo se relega a “folklorismo desarraigado” nuestra identidad en todas sus facetas.

Dibujo 3

            La entrega de ese bastón de mando de nuestros antepasados, lleva implícito nuestro solidario reconocimiento a una labor, a un quehacer cotidiano, a un saber andar esta tierra.  Normalmente, quien ello hace suele ser gente de trato sencillo, recto y afable, características que destacan al Canario de casta.

            Un buen luchador, bregador en los terreros de la lucha, tanto en los honrosos y ancestrales del cango y la pardelera, en los que destacó, llegando a campeón juvenil por pesos de Fuerteventura, como en la lucha contra los marruyeros de la especulación y el saqueo de nuestra tierra, es Domingo Rodríguez Oramas.

Foto

            “El Colorao” fue presidente de la comisión de fiestas de Tetir desde la Asociación Juvenil La Mayola, y portavoz de la Plataforma Ciudadana “Salvar el Cotillo” de Fuerteventura, al igual que del Movimiento Vecinal de Tetir, que también consiguió parar el Plan de Ordenación de Puerto del Rosario.

            Nace “El Colorao” en 1964 al soco de una familia de músicos populares que le despiertan aficiones que hoy día agradecemos.  Su trayectoria musical es muy importante, pero es el cómo la desarrolla, junto a su inquieto y fructífero quehacer en defensa de lo nuestro, lo que le hace acreedor de este homenaje modesto, pero nacido de los adentros, pidiéndole que custodie la Añepa de nuestros antepasados.

            En 1985 fue a tener a París pa’ pegar con sus estudios de guitarra clásica a la vera del maestro Blas Sánchez.  Allí obtiene, en 1987, la primera mención de guitarra en grado medio por la Unión  Des Conservatoires De Musique, Dance et D’Art Dramatique de París.

            Posteriormente se traslada a Madrid para trabajar la guitarra con Jorge Cardoso.  Paralelamente asiste a diferentes cursos intensivos de guitarra impartidos por profesores de la talla de Abel Carlevaro, Roland Dyens, Manuel Barrueco, David Russel, Francis Kleiyans.

Dibujo 2

            Actualmente dirige una incubadora de timplistas que asegurarán el buen sonar del camellito en el futuro.

            “El Colorao”, majorero guisao con buen barro, ha sido una fértil gavia, donde ha enraizado y dado fruto un buen jase de amor a nuestras cosas.

Solidaridad Canaria, Archipiélago Canario, septiembre 2005

Deja un comentario