Protocolo de la Bandera de la Tamazgha

01

Protocolo de la Bandera de la Tamazgha

Protocole du Drapeau de la Tamazgha

The Tamazgha’s Flag Protocol

INTRODUCCIÓN 

               Históricamente el Pueblo Amazigh ha sufrido la colonización de La Tamazgha por parte de otros pueblos mediante militarismos, religiones, lengua, explotación, fronteras anti-natura y aculturación en general.   Ahora que los Imazighen hemos comenzado a unirnos para luchar por el respeto a nuestra identidad milenaria, y nuestros derechos y libertades como pueblo libre del Mundo, se hace necesariamente imprescindible que nos impongamos la cohesionada disciplina con la que fortalecer nuestra unidad en la lucha de liberación común.

               La representatividad de nuestra bandera implica, nos exige, que garanticemos se le dé el trato respetuoso que precisa todo cuanto su dignidad y simbología representan.

               Y por ello, es también el momento de normalizar y fijar con exactitud, tanto el diseño y los colores de la Bandera del Pueblo Amazigh, como su uso disciplinado y el respeto a lo que simboliza: Identidad, Unidad, Solidaridad, Honor, Tradiciones, Lucha, Independencia y Libertad para todos los pueblos de la Tamazgha.

               Nuestra lucha requiere, en aras a la consecución de sus ideales, que el estricto cumplimiento de El Protocolo regulador de las norma de uso de la Enseña del Pueblo Amazigh, sea defendido personal y colectivamente como elemento unificador de nuestra identidad con el que fortalezcamos disciplinadamente nuestra lucha común por un presente y futuro dignos para nuestra gente.

HISTORIA  DE LA BANDERA DE LA TAMAZGHA

               Con motivo de la organización en Tafira de la histórica I Asamblea General del Congreso Mundial Amazigh los días 27, 28, 20 y 30 y prolongada hasta el 31 de Agosto de 1997, Francisco Trejo Herrera y Jaime Sáenz Peñate, representantes de Solidaridad Canaria en el comité organizador, ante la ausencia de un símbolo unificador que nos identificara como pueblo milenario, con costumbres y lengua ancestrales, con raíces comunes arraigadas a todo lo ancho y largo de nuestra tierra La Tamazgha, deciden a propuesta de Trejo, plantear en nuestra I Asamblea Genera, la creación de una bandera unificadora.

               Si bien a Solidaridad Canaria se le había ocultado, por parte de la “coordinación local”, la visita a Gran Canaria de los señores Mabruk Ferkal, Belkacem Lounes y Mohan Dagmani, para la preparación de la Asamblea General, los compañeros Trejo, Juan Cruz y Jaime Sáenz lograron localizarlos en su hotel, ofreciéndoles las Instalaciones de la antigua Universidad Laboral de Tafira, donde se celebró el I Congreso Mundial Amazigh.

               Lamentablemente, con aquel secretismo extraño, ciertos dirigente de AZAR-FREPIC o FREPIC-AZAR, en contubernio sectario con dos supuestos representantes de CC y PNC, comenzaron a generar abiertamente oposición a que los verdaderos Imazighen canarios canalizaran su participación en nuestro I Congreso Amazigh.

               Aquellos individuos/as mostraron abiertamente seguir las directrices de la Autonomía Local al servicio del colonialismo español (*), con la amenaza de que se retiraría la ayuda económica al Congreso, si un canario, anticolonialista histórico, fuera candidato a la presidencia del CMA, aun habiendo sido elegido por mayoría en la asamblea de la madrugada anterior por las asociaciones canarias adscritas al I Congreso, y que además disponía de amplio apoyo entre los representantes del resto de la Tamazgha, presentes en la Asamblea General.

               Ante la confusión creada y para facilitar la continuidad del congreso, Solidaridad Canaria retiró su candidatura.  Luego, impusieron presidente al Sr. Hormiga quien aceptó la presidencia sin haber estado ni inscrito, ni tan siquiera presente, en el transcurso del I Congreso, pues como alternativa impuesta, fue traído exprofeso por el colonialismo aquella misma mañana del 31 desde Lanzarote.  Este mal comienzo, terminó produciendo un grave retraso en el desarrollo inicial del CMA.

               Unos días antes de la Asamblea General, en la calle San Francisco Javier, nº 7 del barrio de San José en Las Palmas, se habían confeccionado varios diseños, que fueron posteriormente consensuados en reuniones a las que asistieron: Mensi Calderín, Mapi Rodríguez Cabrera, Francisco Trejo , José Martín, Juan Cruz, Belkacem Lounes y Jaime Sáenz.

               Tras esto, Mensi Calderín confeccionó dos banderas que la comisión de trabajo del Congreso, formada por kel tamsheg y canarios, con júbilo inesperado aprobó su presentación a la Asamblea.

               Vista la acogida, alguien de Frepic Awañac, abandonó aquella comisión de trabajo, sin duda para dibujar rápidamente sobre una hoja de papel y pintar con lápices de colores, la propuesta de bandera que posteriormente mostró, sin éxito, a la Asamblea General.

foto pag. 4              Tras esa propuesta y en representación del comité kel tamaheg-canario, le cupo el honor a Solidaridad Canaria en la persona de Jaime Sáenz, presentar la bandera desde el estrado, mientras que al escenario la subieron, la joven Auxy  Perdomo Pérez de Azarug y Khalifa Al Ansariy, el tuareg de más edad.

               Cuando la desplegaron, la ovación fue de enorme emoción para nosotros, que pensando que la idea era necesaria, no imaginábamos una aceptación tan apasionada.

               La sala en pleno, en pie y por aclamación unánime, dio la bienvenida a nuestro símbolo de unidad: La Bandera de La Tamazgha.

La primera Bandera Amazigh realizada por Solidaridad Canaria en 1997 para su presentación en el I C.M.A. En la foto ondea en un campamento guerrillero Tuareg en Níger.

               Así nació, con alegría y entusiasmo, buscando unión fraterna, la Bandera Amazigh.  Al poco tiempo, como antorcha olímpica, nuestros hermanos la hicieron recorrer los caminos de nuestros ancestros, alumbrando los más recónditos lugares de La Tamazgha y allá en la nostalgia de la Diáspora, donde hubiera alguno de sus hijos.

               Issyad Kato, miembro de la comisión de trabajo kel tamasheg-canaria nos pidió la bandera para llevarla a los compañeros que luchaban en Níger.  Se llevó las dos originales con la promesa de reenviarnos una, y nuestra bandera participó por primera vez en el campo de batalla en lucha por la libertad de La Tamazgha.

cuadro pag. 5

               La votación a la candidatura presidencial dio cinco votos a favor de Solidaridad Canaria, uno nulo y dos al Secretario General de FREPIC AWAÑAC, (uno de AZAR y otro de Almilcar Cabral).

               (*) De aquel grupo a las órdenes del colonialismo, algunos/as mantienen impunemente sus posiciones bajo siglas malamente disfrazadas de “nacionalistas” unos, y hasta de “anticolonialistas” otros.

               Consideramos sus nombres indignos de figurar en este trabajo del protocolo de la Bandera de la Tamazgha.

esquema pag. 6

               La Bandera de La Tamazgha consiste en un rectángulo dividido en tres franjas horizontales con los colores en el siguiente orden desde su parte superior: azul, verde y amarillo, y centrada sobre las tres franjas la “Z” Amazigh, ancestral símbolo de espíritu de libertad de nuestro pueblo.

DIMENSIONES DE LAS FRANJAS

               Los anchos de las franjas dependen de la altura de la bandera.

              La franja central a un quinto de la altura y por tanto, la superior e inferior equivalen a dos quintos cada una.

COLORES DE LA BANDERA 

               Ha de tenerse en cuenta al elegir las cartas de colores que se emplean en la industria, que estos están sujetos a posibles variaciones, dependiendo del soporte sobre el que se trabaje.

               Como referencia técnica en relación a los tonos de colores, se tendrán en cuenta los que se reflejan en las pantallas RGB, CMYK y PANTONE.  

esquema pag. 7

LA SIMBOLOGÍA

               El azul representa los mares Atlántico y Mediterráneo que bañan nuestras costas, el verde la fecundidad de nuestras montañas, valles y oasis, el amarillo las arenas del desierto, que junto al color tierra rojiza de la “Z” Amazigh nos ha de recordar el derecho inalienable y la lucha reivindicativa de los Imazighen, en defensa del solar de nuestros antepasados, así como las huellas donde están nuestros ancestros y donde nos marcaron la enorme riqueza de su legado de identidad milenaria.

zeta amazigh pag. 8LA  “Z”  AMAZIGH

               La “Z” en color rojiza de tierra que se insertó en la bandera original, fue diseñada para la XXVI Ruta de Bentejuí por el compañero José Martín Feo, basándose en los petroglifos Amazigh del Barranco de Balos en Gran Canaria, inscripciones claramente evidentes de la presencia Kel Tamasheg en nuestro Archipiélago.

DIMENSIONES APROSIMADAS DE LA BANDERA,

EN RELACIÓN A LA ALTURA DEL MÁSTIL

esquema pag. 8

NORMAS,  PROTOCOLO  Y  USO 

I             La Bandera de la Tamazgha es el símbolo supremo de la fraterna unión de los Imazighen del Mundo, a la que debemos su defensa y el máximo acatamiento, respeto y consideración.

II            La Bandera debe conservarse en óptimas condiciones y reparada si fuera necesario.  Cuando su deterioro sea manifiesto, incluyendo decoloración, no puede seguir usándose y ha de ser destruida de manera digna, siendo su incineración la forma más apropiada, salvo que deba conservarse por motivos históricos o justificado recuerdo personal.

III          Cuando la bandera sea colocada en un mástil, la esquina exterior de la franja azul será la primera que se una a la driza y posteriormente el otro extremo en la franja amarilla, garantizándose con ello que la franja azul quede en la parte superior y la amarilla en la inferior.

IV           Cuando se utilice pendiendo al exterior en balcones, ventanas, sobre calles, plazas, etc., se procurará respetar la disposición horizontal de sus franjas, a efectos de que la “Z” quede en posición vertical, el cuartel azul en la parte superior y el amarillo en la parte inferior.  En caso de no disponerse de espacio en horizontal, podrá ponerse en vertical, de forma que la franja azul quede a la derecha de quien la observe.

V            Si se colocara en vertical y paralelo, sobre calles o plazas, la franja azul de la primera, irá junto a la amarilla de la siguiente y así sucesivamente.

VI           De forma obligatoria se izará la bandera después de las siete de la mañana y se arriará antes de las seis de la tarde en:

·        Los edificios de instituciones Imazighen.

·        Las embarcaciones Imazighen.

·        En los colegios públicos Amazigh en sus horas lectivas.

·        En los edificios de las delegaciones de la Tamazgha en el extranjero.

·        En el exterior de las asociaciones culturales, deportivas o de partidos políticos Imazighen.

VII         Cuando se ice en asta, la bandera ha de llegar al tope o galleta de ésta.

VIII        Cuando se arríe, ninguna parte de ella ha de tocar la tierra, el agua o cualquier otro objeto que esté bajo ella, por lo que debe ser recibida con manos y brazos, y doblada ordenadamente.  El doblaje se hará de forma que el color azul quede visible y facilite su posterior despliegue

IX           Dependiendo del tamaño de la bandera, se requerirá la presencia de tres o más personas: una se ocupará del izado o arriado de la misma y las otras de su despliegue o plegado.

X            Se extenderá, sin tocar el suelo, y se doblará a lo largo tantas veces como sea necesario, empezando su pliegue en cuadriláteros por el color amarillo hasta llegar al color azul, que será el único que quede visible, y que ha de ser el que primero se una a la driza del mástil en el momento de su izado y despliegue.  (Se hace necesario el reglamentar ceremoniosamente el plegado en su forma definitiva, mediante acuerdo consensuado de la Asamblea General).

XI           En los días de luto oficial, la bandera se izará hasta el tope del asta y se bajará hasta quedar a mitad de éste.  Para su arriado se subirá nuevamente hasta el tope del mástil y arriará como se contempla en el punto X.

XII         Con motivo de duelo, se colocará un crespón negro en la parte que alcance el tope del mástil.  Esto se considera “media asta”, por lo que la bandera mostrando duelo, ha de bajarse hasta el equivalente a un ancho de ésta.

XIII        Cuando se cubra un féretro con la insignia de la Tamazgha, se cuidará que ésta quede equidistantemente sujeta, de forma que impida su desplazamiento sobre el féretro.

XIV        En los casos en que la Bandera Amazigh se haya utilizado para cubrir féretro o cadáver, se ha de retirar antes de introducirlo en sepultura, incinerador o entregado al agua.  La misma será debidamente doblada y encomendada a quien se considere de más idónea relación con la persona fallecida.  De no ser así, se procederá a guardarse o incinerarse por razones sanitarias o que la persona fallecida haya expresado su voluntad de ser incinerado con ella.

XV         La enseña Amazigh no podrá ser objeto de alteraciones de ningún tipo. No podrán incorporarse a la misma, símbolos, siglas, anagramas, imágenes, siluetas, etc., ya sea de carácter cultural, político, comercial o de cualquier otra índole.

XVI        No podrá ser usada a modo de tapiz o decoración, para cubrir mesas, escritorio o mostrador.

XVII      No podrá utilizarse como decoración en salones, bares o lugares de ocio.  Ni como objeto publicitario en manteles, servilletas o en cualquier objeto desechable tras su uso temporal.

XVIII     Para las celebraciones de actos, ha de prevenirse la colocación de la Bandera de la Tamazgha en mástil y lugar conveniente, en el lateral derecho de la mesa o estrado donde vaya a tener lugar el acto. En caso de haber otra bandera, ésta se situará a la izquierda.

XIX        Cuando no se disponga de un mástil apropiado y digno para acoger la bandera, podrá colocarse delante de la mesa o estrado, pero nunca como mantel ni en el suelo.

XX         Las banderas de organizaciones políticas, culturales, sociales, etc., no deben mezclarse con la Bandera de la Tamazgha, debiendo ubicarse en zona aparte.  En todo caso, aquellas deben ser de menor tamaño y estar en mástil de menor altura.

XXI        Cuando se tengan que desplegar banderas diferentes de una misma o más representaciones, deben ondear en astas separadas y a la misma altura.  Todas las banderas serán izadas y arriadas a la vez.

XXII      En ceremonias de inauguración de una estatua, monumento, busto, placa, etc., la Bandera Amazigh ha de colocarse en asta y a la derecha del monumento, busto, etc., sin que toque el suelo.  Nunca ha de ser usada para cubrir estos.

XXIII     La Bandera no podrá ser usada como vestido, traje deportivo o como parte de un uniforme.

XXIV     Los ejemplares de la Bandera Amazigh destinados al comercio deberán satisfacer las características de diseño y proporcionalidad establecidos.

XXV       En actos y celebraciones, la bandera de la Tamazgha se colocará en un mástil a la derecha en lugar prominente, y en el caso de haber otra bandera, se situará ésta a la izquierda.

XXVI     Cuando se celebre un desfile o parada y la Bandera vaya acompañada de otras, la Bandera Amazigh ha de colocarse delante y en el centro, y las demás en línea y detrás.

XXVII    Cuando se coloca la Bandera impresa en un sobre o tarjeta postal, se la debe poner de forma que impida sea acuñada con el matasellos.

XXVIII En los casos en que las organizaciones Imazighen celebren actos, como conferencias, jornadas, etc., que tengan como invitado a una organización nacional de otro país o de organizaciones supranacionales (ONU, UA, CEE, CMA, etc.) la disposición de las banderas será a ambos lados de la mesa, ocupando la Enseña Amazigh el lado derecho.

XXIX     La Bandera de la Tamazgha, representa la lucha milenaria Amazigh por la defensa de sus derechos de soberanía como pueblo libre del mundo, y el digno y fiel hermanamiento de todas las regiones que componen la Tamazgha.  Por ello, los Imazighen hemos de exigirnos personal y colectivamente garantizar se le dé el trato ordenadamente respetuoso que precisa por todo cuanto su dignidad y simbología representan.

XXX       Los ultrajes a la Enseña Amazigh serán considerados como una ofensa a todo cuanto representa para la Tamazgha, su gente y su lucha.

               Con la ilusión y el respeto que merece, sometemos a la VI Asamblea General del Congreso Mundial Amazigh, para su estudio y mejora esta, nuestra aportación.

               También sugerimos el adoptar el día 31 de agosto, como día de la Bandera Amazigh y proponemos su celebración anual, el último fin de semana de ese mes.

poema pag. 12

Solidaridad Canaria ha efectuado la redacción de esta propuesta de protocolo para la Bandera Amazigh, conjuntamente al de la Bandera Nacional del Archipiélago Canario, pendiente de estudio final y publicación.

POR  SOLIDARIDAD CANARIA

Jaime Sáenz Peñate

Vicepresidente en el Congreso Mundial Amazigh.

Arucas, Octubre de 2003. Archipiélago Canario.

 

Deja un comentario