Tarha-97

Dibujo 3

HOMENAJE  A  “EL  ALFAR”

LUCHADORES DE LA CULTURA CANARIA

            La piedra, la madera y el barro, acompañados del fuego, han ido desde lo más oscuro de la memoria del hombre, moldeando su vida.  De ellos y con ellos se ha servido y evolucionado.

            Ha sido el barro uno de los medios de comunicación más importantes con los que el humano ha trasmitido sus descubrimientos.  En el ha plasmado sus habilidades, sus necesidades, su sentir.  Con él y pese a su fragilidad, nuestros antepasados nos legaron con gran fuerza, una parte importantísima de nuestra identidad.  Sin duda, una de las TARHAS que más nos ha contado, gracias a que el colonialismo y su incultura no la lograron arrasar totalmente.

Foto           Su textura, su simbología, su estética, sus mensajes han despertado el interés de muchos.  De esos, unos pocos con el respeto como máxima, llevan años leyéndonos en sus formas, contándonos mucho de nuestra historia, abriéndonos postigos y puertas para que nos entre la luz.

            José Ángel y Chano moldeaban su bagaje etnográfico allá por los años 80, investigando sobre “el juego del palo”, sobre nuestros barros y almagres, formando parte del grupo “AITIDEN”.  Mientras Valentín, pionero en  Animación Sociocultural, ponía su energía en el grupo de teatro “Contraste Afur”.

Dibujo 2

                      Los tres pusieron sus conocimientos al servicio de actividades didácticas en AA.VV., Asociaciones Culturales, recuperación de toxicómanos y de jóvenes con problemas sociales.

            En el 90 juntaron sus barros y con esa pella, han ido levantando gánigos de esperanza, “tayas” y tofios de alegría, bernegales de información, ánforas que confirman teorías.  Han resucitado la loza de El Mojón y su carga de “ocultos” nexos con nuestro continente.

Dibujo 1

            En el 90 juntaron sus barros y con esa pella, han ido levantando gánigos de esperanza, “tayas” y tofios de alegría, bernegales de información, ánforas que confirman teorías.

            Han recorrido las Islas y visitado el N.O. de África, buscando datos y respuestas para volcarlos en museos y ferias de artesanía, que se enriquecen altamente con su quehacer y presencia.

            Jugadores de palo, tocadores y bailadores de chácaras y tambor, son conversadores amenos, lo nuestro despierta sus sentires.  Son gente sencilla y por tanto sensibles, son sembradores incansables de nuestra identidad.

Sello

          Son, sin duda, merecedores de que su labor se reconozca y use ampliamente, son un ejemplo a seguir y por tanto nos alegra que sean, Valentín Benítez, Chano Díaz y José Ángel Hernández, los custodios de la AÑEPA.

Tarja-93

Cartel

            Siete Islas, siete veces ya entregada La AÑEPA, con su simbología ancestral, arropada en el reconocimiento popular por tanto, sincero y afectuoso.

            En esta 8ª edición, recibirá nuestro modesto homenaje, si lo es el salido del corazón, un gomero ejemplo de constancia en la defensa de nuestro acervo cultural tanto en el terreno empresarial como en terrero deportivo.

            José Miguel Ramos Noda es como el pino-tea, que sobrevive y reverdece, incluso en medio de la razzia colonialista, perseverancia que deberían imitar algunos que se escudan en el escapista y vergonzante “estoy quemado”.

Foto

            Ramos Noda, empresario ejemplar que cuida escrupulosamente el que los puestos de trabajo que ha ido creando a través de los años sean para hijos de la tierra, contribuyendo desde su frente empresarial al desarrollo de la conciencia nacional canaria.

            Mecenas de nuestra ancestral lucha, abanderado de su resurgimiento en la querida Gomera, protector de equipos de lucha con nombres tan evocadores como “La Matanza de Acentejo” y “Valle Guerra”, sin descuidar la importantísima cantera que son nuestros colegiales.

Dibujo

           Nuestra enseña, que ya ha alcanzado su irreversible implantación, tiene en José Miguel uno de sus más infatigables valedores en su difusión.

            Este año, las dignas manos de un poeta muy querido por nosotros, Tomás Chávez Mesa, traslada a las de otro Canario, no menos gomero y querido, este símbolo que aglutina todos esos sentires del Canario que nos distinguen: dignidad, gratitud, entrega… que expresan nuestro  afecto y respeto.

Tarha-92

Título

            Como todos los años, a los miembros de Solidaridad Canaria se nos viene a la mente ocho, diez personas entrañables y serenas, dignas de empuñar la Añepa por su buen quehacer en pro del Pueblo Canario.Foto

            Después de cernir los distintos pareceres, con unánime corazón, hemos convenido en que sea Tomás Chávez quien este año de 1992 reciba el distintivo de la Añepa.

Contudente...

            Tomás Chávez Mesa nació en Hermigua, La Gomera, en 1913.  Tuvo que abandonar su pueblo natal tras la guerra civil de 1936 por sus ideas políticas.  Peregrinó por Chinet y Tamarán.  Emigró a España donde ejerció distintos oficios y se robustece más su ser y sentir canarios.

            Cuando regresa al Archipiélago se convierte en altavoz del Nacionalismo a través de sus poemas sencillos, rebosantes de sentimientos puros y claros como las aguas de un naciente.  Ahí están sus libros “Para quién Afortunadas” y “Tambor de Libertad”, entre otros para atestiguarlo.

            En 1986, en su obra “Tarha-Tabona”, nuestro compañero Francisco Tarajano le dedica un poema, que refleja la calidad humana de Tomás Chávez.

            Con sus setenta y nueve años los hemos visto año tras año en la “Ruta de Bentejuí” como uno más, animando a jóvenes y viejos con sus poemas y su ejemplo

        Este año, en La Fortaleza (Sta. Lucía de Tirajana), el lanzaroteño Antonio Corujo traspasara la Añepa al gomero Tomás Chávez Mesa.  El abrazo de estos dos hombre será símbolo de la unión de La Gomera con Lanzarote y las restantes Islas del Archipiélago.

Poema 2LUGAR,  DÍA  Y  HORA:

La Fortaleza (Sta. Lucía de Tirajana

19 de Abril de 1992, a las 17:30 h.