Tarja 2014

Entrada 2

 

¡Por un bregar que nos identifique!

 En 1980 iniciamos lo que denominamos Tarja, una señal para dejar constancia, en la medida de nuestra modestia, pero con todo el temple que de los adentros nos emana la necesidad y el orgullo en  destacar a aquellos hijos de la tierra canaria que desde la sencillez de su quehacer cotidiano, descollan en salvaguardar nuestras señas de identidad como pueblo.

Así, de una viga de tea de un viejo techo de orillas del Guiniguada, se talló una réplica de las antiguas Añepas de mando aborigen, con la que hemos venido rindiendo homenaje a quienes desde la poesía, la lingüística, la música, la loza o hasta enfrentados a tractores y foráneos cruentos chapiris, han propiciado el conocimiento y la defensa de lo nuestro.

Este año solicitaremos al profesor Manuel A. Fariña González, incansable investigador y divulgador de nuestra Historia y tradiciones, reciba de manos de Pepa Aurora Rodríguez Silvera, para su custodia, la Añepa que nuestra maestra, poeta y cuentacuentos del Sur gran canario nos ha guardado desde 2010.

Entre otras muchas cosas destacables, como es su trabajo de recopilación sobre el Dr. Bethencourt Alfonso que culminó en la publicación de los tres tomos de “La Historia del pueblo Guanche”, Manuel Fariña es:

·       Cofundador del Grupo de Investigación de la Música Tradicional de Tenerife (1981)

·       Fundador y director del Grupo Folklórico de la Escuela de Magisterio de la Universidad de La Laguna (1981-1992)

·       Miembro del Instituto de Estudios Canarios y de la Real Sociedad Económica de Amigos del País (San Cristóbal de La Laguna)

·       Secretario de la Facultad de Geografía e Historia (ULL), 2010-2012

·       Actualmente ocupa el cargo de Codirector de la Cátedra Cultural: La Laguna, Patrimonio Mundial, vinculada al Vicerrectorado de Relaciones Universidad-Sociedad.

A las 14 horas del próximo 24, en las instalaciones del Proyecto Cultural Pinolere de La Orotava y en un almuerzo con sabor isleño, mostraremos nuestro reconocimiento al exhaustivo e importante trabajo que el profesor Fariña González viene realizando pródigamente desde 1.974 en favor del quehacer cultural de nuestra tierra.

  

Protocolo de la Bandera de la Tamazgha

01

Protocolo de la Bandera de la Tamazgha

Protocole du Drapeau de la Tamazgha

The Tamazgha’s Flag Protocol

INTRODUCCIÓN 

               Históricamente el Pueblo Amazigh ha sufrido la colonización de La Tamazgha por parte de otros pueblos mediante militarismos, religiones, lengua, explotación, fronteras anti-natura y aculturación en general.   Ahora que los Imazighen hemos comenzado a unirnos para luchar por el respeto a nuestra identidad milenaria, y nuestros derechos y libertades como pueblo libre del Mundo, se hace necesariamente imprescindible que nos impongamos la cohesionada disciplina con la que fortalecer nuestra unidad en la lucha de liberación común.

               La representatividad de nuestra bandera implica, nos exige, que garanticemos se le dé el trato respetuoso que precisa todo cuanto su dignidad y simbología representan.

               Y por ello, es también el momento de normalizar y fijar con exactitud, tanto el diseño y los colores de la Bandera del Pueblo Amazigh, como su uso disciplinado y el respeto a lo que simboliza: Identidad, Unidad, Solidaridad, Honor, Tradiciones, Lucha, Independencia y Libertad para todos los pueblos de la Tamazgha.

               Nuestra lucha requiere, en aras a la consecución de sus ideales, que el estricto cumplimiento de El Protocolo regulador de las norma de uso de la Enseña del Pueblo Amazigh, sea defendido personal y colectivamente como elemento unificador de nuestra identidad con el que fortalezcamos disciplinadamente nuestra lucha común por un presente y futuro dignos para nuestra gente.

HISTORIA  DE LA BANDERA DE LA TAMAZGHA

               Con motivo de la organización en Tafira de la histórica I Asamblea General del Congreso Mundial Amazigh los días 27, 28, 20 y 30 y prolongada hasta el 31 de Agosto de 1997, Francisco Trejo Herrera y Jaime Sáenz Peñate, representantes de Solidaridad Canaria en el comité organizador, ante la ausencia de un símbolo unificador que nos identificara como pueblo milenario, con costumbres y lengua ancestrales, con raíces comunes arraigadas a todo lo ancho y largo de nuestra tierra La Tamazgha, deciden a propuesta de Trejo, plantear en nuestra I Asamblea Genera, la creación de una bandera unificadora.

               Si bien a Solidaridad Canaria se le había ocultado, por parte de la “coordinación local”, la visita a Gran Canaria de los señores Mabruk Ferkal, Belkacem Lounes y Mohan Dagmani, para la preparación de la Asamblea General, los compañeros Trejo, Juan Cruz y Jaime Sáenz lograron localizarlos en su hotel, ofreciéndoles las Instalaciones de la antigua Universidad Laboral de Tafira, donde se celebró el I Congreso Mundial Amazigh.

               Lamentablemente, con aquel secretismo extraño, ciertos dirigente de AZAR-FREPIC o FREPIC-AZAR, en contubernio sectario con dos supuestos representantes de CC y PNC, comenzaron a generar abiertamente oposición a que los verdaderos Imazighen canarios canalizaran su participación en nuestro I Congreso Amazigh.

               Aquellos individuos/as mostraron abiertamente seguir las directrices de la Autonomía Local al servicio del colonialismo español (*), con la amenaza de que se retiraría la ayuda económica al Congreso, si un canario, anticolonialista histórico, fuera candidato a la presidencia del CMA, aun habiendo sido elegido por mayoría en la asamblea de la madrugada anterior por las asociaciones canarias adscritas al I Congreso, y que además disponía de amplio apoyo entre los representantes del resto de la Tamazgha, presentes en la Asamblea General.

               Ante la confusión creada y para facilitar la continuidad del congreso, Solidaridad Canaria retiró su candidatura.  Luego, impusieron presidente al Sr. Hormiga quien aceptó la presidencia sin haber estado ni inscrito, ni tan siquiera presente, en el transcurso del I Congreso, pues como alternativa impuesta, fue traído exprofeso por el colonialismo aquella misma mañana del 31 desde Lanzarote.  Este mal comienzo, terminó produciendo un grave retraso en el desarrollo inicial del CMA.

               Unos días antes de la Asamblea General, en la calle San Francisco Javier, nº 7 del barrio de San José en Las Palmas, se habían confeccionado varios diseños, que fueron posteriormente consensuados en reuniones a las que asistieron: Mensi Calderín, Mapi Rodríguez Cabrera, Francisco Trejo , José Martín, Juan Cruz, Belkacem Lounes y Jaime Sáenz.

               Tras esto, Mensi Calderín confeccionó dos banderas que la comisión de trabajo del Congreso, formada por kel tamsheg y canarios, con júbilo inesperado aprobó su presentación a la Asamblea.

               Vista la acogida, alguien de Frepic Awañac, abandonó aquella comisión de trabajo, sin duda para dibujar rápidamente sobre una hoja de papel y pintar con lápices de colores, la propuesta de bandera que posteriormente mostró, sin éxito, a la Asamblea General.

foto pag. 4              Tras esa propuesta y en representación del comité kel tamaheg-canario, le cupo el honor a Solidaridad Canaria en la persona de Jaime Sáenz, presentar la bandera desde el estrado, mientras que al escenario la subieron, la joven Auxy  Perdomo Pérez de Azarug y Khalifa Al Ansariy, el tuareg de más edad.

               Cuando la desplegaron, la ovación fue de enorme emoción para nosotros, que pensando que la idea era necesaria, no imaginábamos una aceptación tan apasionada.

               La sala en pleno, en pie y por aclamación unánime, dio la bienvenida a nuestro símbolo de unidad: La Bandera de La Tamazgha.

La primera Bandera Amazigh realizada por Solidaridad Canaria en 1997 para su presentación en el I C.M.A. En la foto ondea en un campamento guerrillero Tuareg en Níger.

               Así nació, con alegría y entusiasmo, buscando unión fraterna, la Bandera Amazigh.  Al poco tiempo, como antorcha olímpica, nuestros hermanos la hicieron recorrer los caminos de nuestros ancestros, alumbrando los más recónditos lugares de La Tamazgha y allá en la nostalgia de la Diáspora, donde hubiera alguno de sus hijos.

               Issyad Kato, miembro de la comisión de trabajo kel tamasheg-canaria nos pidió la bandera para llevarla a los compañeros que luchaban en Níger.  Se llevó las dos originales con la promesa de reenviarnos una, y nuestra bandera participó por primera vez en el campo de batalla en lucha por la libertad de La Tamazgha.

cuadro pag. 5

               La votación a la candidatura presidencial dio cinco votos a favor de Solidaridad Canaria, uno nulo y dos al Secretario General de FREPIC AWAÑAC, (uno de AZAR y otro de Almilcar Cabral).

               (*) De aquel grupo a las órdenes del colonialismo, algunos/as mantienen impunemente sus posiciones bajo siglas malamente disfrazadas de “nacionalistas” unos, y hasta de “anticolonialistas” otros.

               Consideramos sus nombres indignos de figurar en este trabajo del protocolo de la Bandera de la Tamazgha.

esquema pag. 6

               La Bandera de La Tamazgha consiste en un rectángulo dividido en tres franjas horizontales con los colores en el siguiente orden desde su parte superior: azul, verde y amarillo, y centrada sobre las tres franjas la “Z” Amazigh, ancestral símbolo de espíritu de libertad de nuestro pueblo.

DIMENSIONES DE LAS FRANJAS

               Los anchos de las franjas dependen de la altura de la bandera.

              La franja central a un quinto de la altura y por tanto, la superior e inferior equivalen a dos quintos cada una.

COLORES DE LA BANDERA 

               Ha de tenerse en cuenta al elegir las cartas de colores que se emplean en la industria, que estos están sujetos a posibles variaciones, dependiendo del soporte sobre el que se trabaje.

               Como referencia técnica en relación a los tonos de colores, se tendrán en cuenta los que se reflejan en las pantallas RGB, CMYK y PANTONE.  

esquema pag. 7

LA SIMBOLOGÍA

               El azul representa los mares Atlántico y Mediterráneo que bañan nuestras costas, el verde la fecundidad de nuestras montañas, valles y oasis, el amarillo las arenas del desierto, que junto al color tierra rojiza de la “Z” Amazigh nos ha de recordar el derecho inalienable y la lucha reivindicativa de los Imazighen, en defensa del solar de nuestros antepasados, así como las huellas donde están nuestros ancestros y donde nos marcaron la enorme riqueza de su legado de identidad milenaria.

zeta amazigh pag. 8LA  “Z”  AMAZIGH

               La “Z” en color rojiza de tierra que se insertó en la bandera original, fue diseñada para la XXVI Ruta de Bentejuí por el compañero José Martín Feo, basándose en los petroglifos Amazigh del Barranco de Balos en Gran Canaria, inscripciones claramente evidentes de la presencia Kel Tamasheg en nuestro Archipiélago.

DIMENSIONES APROSIMADAS DE LA BANDERA,

EN RELACIÓN A LA ALTURA DEL MÁSTIL

esquema pag. 8

NORMAS,  PROTOCOLO  Y  USO 

I             La Bandera de la Tamazgha es el símbolo supremo de la fraterna unión de los Imazighen del Mundo, a la que debemos su defensa y el máximo acatamiento, respeto y consideración.

II            La Bandera debe conservarse en óptimas condiciones y reparada si fuera necesario.  Cuando su deterioro sea manifiesto, incluyendo decoloración, no puede seguir usándose y ha de ser destruida de manera digna, siendo su incineración la forma más apropiada, salvo que deba conservarse por motivos históricos o justificado recuerdo personal.

III          Cuando la bandera sea colocada en un mástil, la esquina exterior de la franja azul será la primera que se una a la driza y posteriormente el otro extremo en la franja amarilla, garantizándose con ello que la franja azul quede en la parte superior y la amarilla en la inferior.

IV           Cuando se utilice pendiendo al exterior en balcones, ventanas, sobre calles, plazas, etc., se procurará respetar la disposición horizontal de sus franjas, a efectos de que la “Z” quede en posición vertical, el cuartel azul en la parte superior y el amarillo en la parte inferior.  En caso de no disponerse de espacio en horizontal, podrá ponerse en vertical, de forma que la franja azul quede a la derecha de quien la observe.

V            Si se colocara en vertical y paralelo, sobre calles o plazas, la franja azul de la primera, irá junto a la amarilla de la siguiente y así sucesivamente.

VI           De forma obligatoria se izará la bandera después de las siete de la mañana y se arriará antes de las seis de la tarde en:

·        Los edificios de instituciones Imazighen.

·        Las embarcaciones Imazighen.

·        En los colegios públicos Amazigh en sus horas lectivas.

·        En los edificios de las delegaciones de la Tamazgha en el extranjero.

·        En el exterior de las asociaciones culturales, deportivas o de partidos políticos Imazighen.

VII         Cuando se ice en asta, la bandera ha de llegar al tope o galleta de ésta.

VIII        Cuando se arríe, ninguna parte de ella ha de tocar la tierra, el agua o cualquier otro objeto que esté bajo ella, por lo que debe ser recibida con manos y brazos, y doblada ordenadamente.  El doblaje se hará de forma que el color azul quede visible y facilite su posterior despliegue

IX           Dependiendo del tamaño de la bandera, se requerirá la presencia de tres o más personas: una se ocupará del izado o arriado de la misma y las otras de su despliegue o plegado.

X            Se extenderá, sin tocar el suelo, y se doblará a lo largo tantas veces como sea necesario, empezando su pliegue en cuadriláteros por el color amarillo hasta llegar al color azul, que será el único que quede visible, y que ha de ser el que primero se una a la driza del mástil en el momento de su izado y despliegue.  (Se hace necesario el reglamentar ceremoniosamente el plegado en su forma definitiva, mediante acuerdo consensuado de la Asamblea General).

XI           En los días de luto oficial, la bandera se izará hasta el tope del asta y se bajará hasta quedar a mitad de éste.  Para su arriado se subirá nuevamente hasta el tope del mástil y arriará como se contempla en el punto X.

XII         Con motivo de duelo, se colocará un crespón negro en la parte que alcance el tope del mástil.  Esto se considera “media asta”, por lo que la bandera mostrando duelo, ha de bajarse hasta el equivalente a un ancho de ésta.

XIII        Cuando se cubra un féretro con la insignia de la Tamazgha, se cuidará que ésta quede equidistantemente sujeta, de forma que impida su desplazamiento sobre el féretro.

XIV        En los casos en que la Bandera Amazigh se haya utilizado para cubrir féretro o cadáver, se ha de retirar antes de introducirlo en sepultura, incinerador o entregado al agua.  La misma será debidamente doblada y encomendada a quien se considere de más idónea relación con la persona fallecida.  De no ser así, se procederá a guardarse o incinerarse por razones sanitarias o que la persona fallecida haya expresado su voluntad de ser incinerado con ella.

XV         La enseña Amazigh no podrá ser objeto de alteraciones de ningún tipo. No podrán incorporarse a la misma, símbolos, siglas, anagramas, imágenes, siluetas, etc., ya sea de carácter cultural, político, comercial o de cualquier otra índole.

XVI        No podrá ser usada a modo de tapiz o decoración, para cubrir mesas, escritorio o mostrador.

XVII      No podrá utilizarse como decoración en salones, bares o lugares de ocio.  Ni como objeto publicitario en manteles, servilletas o en cualquier objeto desechable tras su uso temporal.

XVIII     Para las celebraciones de actos, ha de prevenirse la colocación de la Bandera de la Tamazgha en mástil y lugar conveniente, en el lateral derecho de la mesa o estrado donde vaya a tener lugar el acto. En caso de haber otra bandera, ésta se situará a la izquierda.

XIX        Cuando no se disponga de un mástil apropiado y digno para acoger la bandera, podrá colocarse delante de la mesa o estrado, pero nunca como mantel ni en el suelo.

XX         Las banderas de organizaciones políticas, culturales, sociales, etc., no deben mezclarse con la Bandera de la Tamazgha, debiendo ubicarse en zona aparte.  En todo caso, aquellas deben ser de menor tamaño y estar en mástil de menor altura.

XXI        Cuando se tengan que desplegar banderas diferentes de una misma o más representaciones, deben ondear en astas separadas y a la misma altura.  Todas las banderas serán izadas y arriadas a la vez.

XXII      En ceremonias de inauguración de una estatua, monumento, busto, placa, etc., la Bandera Amazigh ha de colocarse en asta y a la derecha del monumento, busto, etc., sin que toque el suelo.  Nunca ha de ser usada para cubrir estos.

XXIII     La Bandera no podrá ser usada como vestido, traje deportivo o como parte de un uniforme.

XXIV     Los ejemplares de la Bandera Amazigh destinados al comercio deberán satisfacer las características de diseño y proporcionalidad establecidos.

XXV       En actos y celebraciones, la bandera de la Tamazgha se colocará en un mástil a la derecha en lugar prominente, y en el caso de haber otra bandera, se situará ésta a la izquierda.

XXVI     Cuando se celebre un desfile o parada y la Bandera vaya acompañada de otras, la Bandera Amazigh ha de colocarse delante y en el centro, y las demás en línea y detrás.

XXVII    Cuando se coloca la Bandera impresa en un sobre o tarjeta postal, se la debe poner de forma que impida sea acuñada con el matasellos.

XXVIII En los casos en que las organizaciones Imazighen celebren actos, como conferencias, jornadas, etc., que tengan como invitado a una organización nacional de otro país o de organizaciones supranacionales (ONU, UA, CEE, CMA, etc.) la disposición de las banderas será a ambos lados de la mesa, ocupando la Enseña Amazigh el lado derecho.

XXIX     La Bandera de la Tamazgha, representa la lucha milenaria Amazigh por la defensa de sus derechos de soberanía como pueblo libre del mundo, y el digno y fiel hermanamiento de todas las regiones que componen la Tamazgha.  Por ello, los Imazighen hemos de exigirnos personal y colectivamente garantizar se le dé el trato ordenadamente respetuoso que precisa por todo cuanto su dignidad y simbología representan.

XXX       Los ultrajes a la Enseña Amazigh serán considerados como una ofensa a todo cuanto representa para la Tamazgha, su gente y su lucha.

               Con la ilusión y el respeto que merece, sometemos a la VI Asamblea General del Congreso Mundial Amazigh, para su estudio y mejora esta, nuestra aportación.

               También sugerimos el adoptar el día 31 de agosto, como día de la Bandera Amazigh y proponemos su celebración anual, el último fin de semana de ese mes.

poema pag. 12

Solidaridad Canaria ha efectuado la redacción de esta propuesta de protocolo para la Bandera Amazigh, conjuntamente al de la Bandera Nacional del Archipiélago Canario, pendiente de estudio final y publicación.

POR  SOLIDARIDAD CANARIA

Jaime Sáenz Peñate

Vicepresidente en el Congreso Mundial Amazigh.

Arucas, Octubre de 2003. Archipiélago Canario.

 

Boletín Informativo. Nº 3 Octubre 1977

01

MATAR  UN  GUANCHE

            En el mes de septiembre se produjo un nuevo atentado contra el patrimonio histórico canario.  En esta ocasión le tocó el turno al monumento erigido por el artista Canario Eladio de la Cruz al guanche Zebenzuí.  En un principio, la vista de los despojos del cuerpo destrozado nos causa estupor e indignación; nuestro dolor llega hasta tal punto que sentimos rabia e impotencia.  Rabia por el hecho en sí, e impotencia porque nos vemos imposibilitados de acabar con una serie de atentados en contra de nuestro Pueblo, y que se vienen sucediendo desde hace cinco siglos.  Estos “neocolonizadores” no pretendieron matar a Zebenzuí (destrozando su efigie), sino que querían matar un guanche.  Y al igual que los primeros colonizadores y esclavistas de Canarias (Fernández de Lugo, Bethencourt, etc.), intentaban acabar con cualquier manifestación del sentir del Pueblo Canario.  A costa, naturalmente, de suprimir la cultura autóctona y popular e instaurar su propia “cultura” (¿), recurriendo, si fuera necesario, a la destrucción y supresión del verdadero sentir de un pueblo.

            Pero, en esta ocasión, los Canarios no nos hemos aplatanado (como vulgarmente dicen los foráneos), sino que ante este repulsivo ataque, nos hemos defendido, en principio de palabra, y más tarde con una elogiable idea: llevar a cabo una CUESTACIÓN PÚBLICA para que la figura irrestaurable de Zebenzuí esté presente, de nuevo, en sus dominios (Punta del Hidalgo).  Y si estos “neocolonizadores” volvieran a actuar, nosotros volveríamos a levantar el grito y haríamos lo que hiciera falta para terminar, de una vez por todas, con los “cultos” que intentan destruir la cultura de nuestro Pueblo.

            Además, y aprovechando la oportunidad de este artículo, queremos denunciar públicamente la pasividad de que han hecho gala las corporaciones, ayuntamientos y otras organizaciones culturales y administrativas de nuestras Islas.  Nuestro más sentido pésame a los encargados de “actuar”, pues con su inercia nos han demostrado que sus organismos seudocanarios están realmente muertos.

            Los Canarios demostraremos que no es tan fácil destruir la memoria de un guanche ahora, como lo fuera antaño, y que por lo tanto defenderemos lo nuestro.

02

 

LA  LAGUNA: NOMBRES  GUANCHES  NO

            No hace mucho tiempo, el Canario obtuvo una gran alegría al poder ponerle nombres vernáculos canarios a sus hijos, pero poco les iba a durar esta dicha a los laguneros (y a gran parte de la población de la Isla).

            Mientras que el juez del distrito de Añaza (Sta. Cruz), autorizó la inscripción en el registro civil, dando muestras de una gran comprensión hacia los sentimientos del Pueblo Canario, y de un saber cumplir con su deber objetivamente, en La Laguna sucede todo lo contrario.

            Toda aquella persona que ha acudido a dicho registro civil con el noble propósito de darles un nombre guanche a sus hijos se encuentra con una absurda negativa, aludiendo el responsable de dicho organismo que estos nombres no son auténticos.  Razón que escapa de su jurisprudencia, ya que esto corresponde a los expertos en la materia.  Y si dichos estudiosos, desde el primero hasta el último, han reconocido su autenticidad, ¿por qué este señor no?

            Pero no es ésta la total magnitud del problema, ya que cualquier pareja cuyo hijo nazca en el Hospital General, se ve con la sorpresa de que al tener que inscribirle en La Laguna tropieza con las cavilaciones personales del señor juez.

            ¿Cómo es posible tan supina ignorancia en una persona con título universitario y teóricamente depositario del poder del pueblo?

            Ya es hora de montar una campaña en pro del reconocimiento de nuestra cultura a la vez que frene de una vez la serie de atentados de que es objeto.

            Por lo tanto debemos exigir la destitución de todo aquel servidor público que no sea consciente de la realidad de nuestra cultura y la facilitación del traslado de inscripción para todo aquel perjudicado que lo desee desde Aguere (La Laguna) a Añaza (Sta. Cruz).

03

BERTO  QUINTERO  EN  LIBERTAD

            El lunes, tres de octubre, a última hora de la tarde llegaba al local de Solidaridad Canaria la buena noticia: Berto Quintero iba a ser puesto en libertad.  La cuantía de la fianza había sido fijada en 25.000 pesetas y se calculaba que sobre las once de la mañana del martes estarían resueltos todos los trámites y Berto, después de más de cinco meses de duro encarcelamiento, sería al fin liberado.

            Solidaridad Canaria apenas tuvo tiempo de convocar a los medios informativos y de preparar una comisión de recibimiento que hiciera acto de presencia en el momento de la salida de Berto Quintero.

            Alrededor de las diez de la mañana del martes, y ante las puertas de la Prisión Provincial, se concentró la comisión de recibimiento de Solidaridad Canaria a la que se unió una representación de la CCT, en espera de la salida de Berto.  Los familiares esperaban también a esa hora la llegada del abogado Sr. Villena con el recibo de depósito de la fianza.  Los reunidos además de las banderas de Solidaridad Canaria, enarbolaban varias pancartas alusivas a la libertad para todos los presos Canarios y a la Amnistía.

            Poco después aparecieron un coche patrulla y dos jeeps de la policía.  Un sargento explicó a un representante de Solidaridad Canaria que aquella “manifestación” no estaba autorizada y que, por tanto, debíamos retirarnos inmediatamente.  A pesar de que por parte de Solidaridad se expuso la imposibilidad de pedir autorización, ya que habría que hacerlo con diez días de plazo y a pesar de que la concentración sólo tenía por objeto recibir a Berto Quintero, la policía mantuvo su postura intransigente, ante lo cual los reunidos se dividieron en pequeños grupos.

            Alrededor de las once y media, abrazado por sus familiares y entre los aplausos de todos los presentes, aparecía a través de las puertas de la prisión, Berto Quintero, el militante nacionalista por el que esta asociación, al igual que por todos los demás presos Canarios, ha estado luchando desde su fundación para lograr su puesta en libertad.

            Berto ya está libre, por lo que Solidaridad Canaria se felicita y felicita a todos los que han colaborado en las diversas campañas encaminadas a este fin, pero no debemos olvidar que aún nos queda mucho por hacer, todavía quedan Canarios encarcelados y perseguidos o exiliados y no podemos descansar hasta obtener que todos los Canarios puedan expresar libremente sus opiniones y se acabe la represión política en nuestro país.

            En la tarde del día 4, fecha de su liberación, Solidaridad Canaria organizó una guatatiboa de recibimiento y bienvenida a Berto Quintero, en sus locales de la C/ Febles Campos, nº 8.  A la misma asistieron numerosas personas que se sumaron de esta forma al homenaje a este joven Canario que ha sufrido más de cinco meses de prisión, la mayor parte de ellos en celda de castigo.

04-05

SEMANA  PRO-AMNISTÍA:

Adhesiones, Inhibiciones y Prohibiciones.

            Con la perspectiva que nos proporciona el mes transcurrido desde la celebración de la Semana Pro-Amnistía, intentaremos hacer un análisis de las circunstancias y de las vicisitudes de su desarrollo, y en cierto modo un balance de sus resultados.  La Semana Pro-Amnistía se caracterizó posiblemente por las opuestas y contradictorias reacciones que provocó en los distintos sectores que, de una u otra manera, se definieron públicamente con respecto al tema de la Amnistía para los presos Canarios, a través de estas reacciones de participación, de inhibición o de franca oposición a la Semana Pro-Amnistía organizada por Solidaridad Canaria.

            Hubo, desde luego, aspectos extraordinariamente positivos en la Semana y también otros que indudablemente no fueron tanto.  Lo primero a destacar a nuestro juicio es el gran esfuerzo organizativo y económico que una asociación como la nuestra, con muy pocos meses de vida, con muy escasa experiencia, y con aún más escasos recursos, tuvo que desplegar para sacar adelante una campaña como esta prácticamente en solitario y sin el apoyo efectivo de otras organizaciones, salvo honrosas excepciones.

            Es cierto que muchos partidos, sindicatos y otras organizaciones se adhirieron formalmente a la Semana, y que algunos incluso colaboraron a nivel de propaganda, pero de hecho Solidaridad Canaria tuvo que correr con todos los gastos y tuvo que llevar a cabo directamente todas las tareas, desde la recogida de firmas hasta la organización de las concentraciones y demás actos.

            A pesar de esto, el admirable entusiasmo de los socios de esta entidad hizo posible que se recogieran miles de firmas en solicitud de Amnistía para los presos Canarios, que se hiciera un campaña de propaganda masiva en toda la Isla de Tenerife, campaña que se extendió también a la Isla de La Palma, y que los innumerables pequeños y grandes detalles organizativos de la Semana, fueran resueltos a pesar de las dificultades de todo tipo.

            No faltaron, desde luego, los intentos de boicotear y de hacer fracasar la Semana.  Una absurda e inexplicable noticia de prohibición total de la misma por parte del Gobierno Civil, dio origen a un sinfín de especulaciones y órdenes contradictorias que indudablemente influyeron en el ánimo de muchas personas, que ante el temor de posibles acciones represivas se inhibieron luego de participar.

            A raíz del resultado de las negociaciones sostenidas con el señor Mardones Sevilla, por parte de una comisión de Solidaridad Canaria, el mismo lunes día cinco, se inició el relanzamiento de la campaña de propaganda en un intento de contrarrestar el efecto negativo de las alarmistas noticias aparecidas en la prensa.  Pero la prensa, y aquí incluimos a los tres periódicos de Tenerife, no se limitó a hacer sensacionalismo para enfriar el ambiente en torno a la Semana Pro-Amnistía y a la participación popular en la misma, sino que además estos tres periódicos orquestaron conjuntamente toda una campaña contra la Semana, de la que lo menos que se puede decir es que fue falsa y tendenciosa.  Desde las posturas personalistas y partidistas de Julián Ayala, hasta las mentiras descaradas y ridículas del Diario de Avisos con respecto al número de participantes en la manifestación del día nueve de septiembre, pasando por las “informaciones” ofrecidas por la prensa fueron un factor muy a tener en cuenta en el análisis de las condiciones en que se desarrolló la Semana Pro-Amnistía del 5 al 11 de septiembre.

            Por otra parte, la angustiosa falta de medios económicos de Solidaridad Canaria que tuvo que ser prácticamente hipotecada para llevar a buen término una iniciativa de esta envergadura, impidió que los distintos aspectos de la Semana, propaganda, actos públicos, movilizaciones, etc. tuvieran la amplitud que por su importancia corresponde a la reivindicación de la Amnistía para los presos Canarios.

            Sin embargo, a pesar de la hostilidad de la prensa, de las inhibiciones y de las prohibiciones, (la policía llegó a prohibir que los coches provistos de altavoces “incitaran” a participar en la manifestación), y a pesar de todos los intentos de boicotearla, la Semana Pro-Amnistía, cumplió sus objetivos.

            Del cinco al once de septiembre, el grave problema de la pendiente amnistía para los presos Canarios, problema que parecía olvidado desde los días de la campaña electoral, en junio pasado, saltó de nuevo a relucir colocándose en primer plano, adquiriendo la importancia que merece como, y lo hemos repetido muchas veces, condición previa e indispensable para llegar a alcanzar una convivencia auténticamente democrática en las ISLAS.  Nuestro esfuerzo no ha sido en vano, creemos honradamente que hemos dado un paso importante en la línea de la concienciación popular en torno a este importantísimo tema.  Y si bien es cierto que la Semana Pro-Amnistía, de haber contado con mayores medios y con más colaboración hubiese tenido mayor amplitud y resonancia, el acto culminante de la misma, la manifestación del nueve de septiembre fue la más importante que se ha visto en Tenerife desde hace mucho tiempo.

            Por último, no podemos dejar de comentar aquí las afirmaciones de ciertos ambientes sobre el supuesto carácter sectario de los actos de la Semana.  Nosotros como organizadores, lo único que podemos decir sobre esto es que si entre los asistentes a estos actos había mayoría de nacionalistas, esto sólo puede explicarse por una de estas razones: o bien en todos los barrios donde se celebraron las concentraciones de la Semana hay mayoría de nacionalistas, o bien los militantes y simpatizantes de los sectores no nacionalistas se inhibieron de participar en los mismos.

06

UN  CANARIO  MUERTO

            No cabe duda, que de injusticia y de discriminación sabemos muchos los Canarios, y una nueva injusticia se ha venido a cometer con el cuerpo ya sin vida de un joven Canario –Miguel Hernández Perera- y con los familiares de éste.

            Pero hagamos un poco de historia de este suceso, el joven Canario Miguel Hernández Perera, natural de Sta. Cruz de Tenerife, es llevado, como tantos otros, a hacer el servicio militar lejos de su tierra, para ser más concretos a Tarragona.

            Mientras cumple sus obligaciones de soldado, el joven Miguel Hernández sufre un accidente y muere.  Según parece, se le disparó el “Cetme” poco después de haber realizado una guardia.

            Su familia fue avisada por medio de un telegrama y sus padres asistieron al entierro, sufragándose los gastos ellos mismos.  Allí mismo en Tarragona sus padres trataron de gestionar el traslado de su hijo a Canarias, para que fuera enterrado en la tierra que le vió nacer y aparte para tener el cadáver de su hijo más cerca.  Pero sus padres vieron frustrados sus deseos, ya que el ejército no se hacía responsable del traslado del cadáver y el hacerlo a través de una funeraria saldría por unas cien mil pesetas.  Sus padres, una familia modesta y con otros seis hijos, el mayor de los cuales se encuentra también cumpliendo el servicio militar, no disponía de los medios económicos como para costearse el traslados del cadáver, por lo cual, y muy a pesar suyo, tuvieron que dejar el cuerpo de su hijo en Tarragona.

            Uno no se explica cómo el estado, que fue quien llevó a Miguel Hernández Perera a Tarragona para que cumpliera su servicio militar, no se hace cargo del traslado del cadáver para ser enterrado en su lugar de origen.  Y la única razón que se da es que su traslado se considera un gasto excesivo.  Nosotros nos preguntamos: ¿No fue el estado quién llevó a Miguel Hernández Perera para que cumpliera su servicio militar? ¿No sería ahora deber del estado el trasladar sus restos hasta Santa Cruz de Tenerife para ser enterrado cerca de los suyos en su tierra natal?

            Desde luego, aunque no somos expertos en leyes, si creemos recordar que existía una ley por la cual todos los soldados que murieran en las provincias españolas de África: Ifni, Río Muni, Río de Oro, Canarias y Fernando Poó, eran trasladados sus cadáveres a sus lugares de origen respectivos.  No sabemos si esta ley está todavía en vigor, ya que de estas provincias africanas sólo queda Canarias.  Pero si existe una ley por la que los soldados españoles muertos en Canarias son llevados a sus lugares de origen, ¿Por qué no existe una ley por la que los Canarios muertos en tierras peninsulares sean trasladados a Canarias?

            Pero vamos a dejar las leyes estatales a un lado y volvamos a esa familia que hoy se encuentra doblemente triste: primero, la muerte de un ser tan querido y segundo por no poder tener sus restos cerca de ellos.

            Solidaridad Canaria, haciéndose eco del dolor de esta familia, está tramitando el traslado del cadáver de Miguel Hernández hasta Santa Cruz de Tenerife.  Según parece, los trámites van bastante adelantados y se espera que en un plazo no muy lejano, esta familia afectada pueda visitar la tumba de un ser querido sin necesidad de tomar un avión, con todos los gastos que esto lleva consigo.

            Por otra parte, consideramos que el estado debe plantearse muy seriamente casos como éste.  Ya que si un muchacho es llevado para cumplir un servicio militar, lo más justo, si tiene la desgracia de fallecer, es que sea el estado el que costee los gastos de traslado a su lugar de origen.

BARTOLOMÉ: PRIMER  ANIVERSARIO

            El pasado 24 de septiembre se conmemoró el primer aniversario de la trágica muerte de Bartolomé García Lorenzo.  Solidaridad Canaria no pretende con este artículo remover viejas heridas, sino por el contrario esclarecer en la medida que nos sea posible una serie de puntos oscuros, y al mismo tiempo expresar una vez más nuestra repulsa contra los autores de este atentado.

            Bartolomé fue víctima de una represión que todos conocemos, la represión policial.  Una represión policial sin control alguno y sin responsabilidades.  Hace un año del asesinato, y de los autores del mismo y de los responsables no sabemos nada.  Hoy exigimos que se juzgue y castigue a los culpables y que se aclaren los niveles de responsabilidad en el crimen de todas las autoridades en aquel momento.

            No podemos permitir que la muerte de Bartolomé García Lorenzo y las circunstancias que la rodearon caigan en el olvido.  El Pueblo Canario espera una respuesta clara y un castigo ejemplar, porque aunque el hueco dejado por Bartolomé en el seno de su familia, su barrio y en toda Canarias no puede ser llenado de ninguna manera, sólo un esclarecimiento total de los hechos y el juicio de los culpables puede evitar que esto se repita más tarde o más temprano.

            A estas alturas aún nadie sabe por qué fue ametrallado Bartolomé García Lorenzo.  La versión oficial de los hechos, ridícula y contradictoria, no ha convencido a nadie, y en cuanto a las versiones extraoficiales, a nivel de rumor en la calle, la más extendida se refiere a la participación de Bartolomé, unos días antes de su muerte, en un manifestación donde fue visto enarbolando una Bandera Canaria y en la que supuestamente había sido fotografiado.

            Sea cual sea la razón, lo cierto es que Bartolomé es hoy un símbolo de la opresión y de la injusticia, y de la inmunidad de que gozan los cuerpos represivos en Canarias.  Por eso Bartolomé no será olvidado por ninguno de nosotros y por eso cada 24 de septiembre su recuerdo inundará de tristeza y rebeldía el espíritu de todos los Canarios.

07

LOS  DEPORTE  CANARIOS

            Nuestros deportes vernáculos, la Lucha y el Juego del Palo, constituyen una parte sin duda muy importante de nuestro acervo cultural.  En estas modalidades deportivas se refleja, en cierto modo, nuestra forma de ser, nuestra idiosincrasia.  La fuerza, la combatividad y sobre todo la proverbial nobleza de los Canarios está plasmada inequívocamente en estos deportes que han sido practicados en las Islas desde tiempo inmemoriales.

            Desgraciadamente, en la actualidad la situación de los mismos es verdaderamente lamentable.  La Lucha Canaria, antaño practicada masivamente en todas las Islas, languidece hoy en un ambiente de profesionalización y de comercialización.  Falta de una auténtica promoción en las escuelas y en los barrios y pueblos, la Lucha pierde cada día la calidad y riqueza que tuvo.  Relegada a unas competiciones en las que casi todo gira alrededor de la profesionalización y el dinero, va camino, si no se pone remedio, de convertirse en una reliquia folklórica.

            La Lucha Canaria sólo puede ser salvada en base a su popularización, llevándola a las escuelas, creando clubs infantiles y juveniles en cada barrio y en cada pueblo y, en definitiva, con el auge de unas competiciones no profesionales.  Pero para llegar a ello es necesario desarrollar una gran tarea de mentalización y de propaganda que le dé a la Lucha Canaria el impulso que necesita para llegar a ser el deporte nacional de Canarias.

            La situación del Juego del Palo es, si cabe, aún más desoladora.  Este deporte se encuentra hoy al borde de su desaparición total hasta el punto de que en la actualidad está limitado a unos cuantos viejos jugadores y un reducidísimo grupo de alumnos, sin que se vislumbre claramente hasta ahora la forma de evitar que esta modalidad deportiva tan nuestra se extinga por completo.

            Creemos que es responsabilidad de esta generación de Canarios el salvar el Juego del Palo y el potenciarlo al máximo, preservando de esta manera a nuestra cultura de una nueva degradación.

ABANDONO  DE  NUESTROS  CENTROS  CULTURALES

            Tal y como están las cosas en Canarias, y lo seguirán estando si no le ponemos pronto remedio, no es de extrañar que haya tantos proyectos en la mente de todos los Canarios o en los cajones de los despachos de Madrid.  Este es el pan nuestro de cada día.  Pero lo realmente triste es que cuando creemos ver realizado uno de estos proyectos, no se destina a los fines para los que fue creado.

            Este es el caso concreto de la Casa de la Cultura de los Llanos de Aridane, que después de cinco años de finalizada la obra, está abandonada por la administración, permitiéndole a unos impartir clases de formación profesional y prohibiéndoles a otros realizar actos culturales.

            Ante este hecho que no es nuevo, nos preguntamos si es que alguien tiene miedo de que la Cultura, algo de lo que estamos tan necesitados, llegue al pueblo.

            ¿Es que dicha casa es de cuatro señores o de todo el pueblo?

            Por todo ello, manifestamos la más enérgica protesta y exigimos su inmediata puesta en funcionamiento, con toda normalidad, para bien de nuestro Pueblo.

08

NOTAS

  • Solidaridad Canaria en Las Palmas continúa sin legalizar.  El gobierno civil de aquella Isla no se ha dictado aún después de tres meses de presentados, a responder sobre la legalización de los estatutos de Solidaridad.  A pesar de todo, los miembros de la Asociación en Las Palmas han programado una serie de actividades y continúan trabajando según nuestros principios de defensa de los intereses de Canarias y su Pueblo.  Esperamos que la legalización de nuestra Asociación en Las Palmas no se haga esperar.
  • Nos llega la noticia, sin confirmación oficial, de que un grupo de jóvenes fueron expulsados del lugar donde se encuentran los cañones de Paso Alto, por parte de guardianes de una dependencia militar próxima.  Sería conveniente que, por parte de quien corresponda, se aclarase si este lugar, donde habitualmente se reúnen grupos de jóvenes es o no de soberanía millitar.
  • Los trabajadores de la limpieza de Santa Cruz volvieron al trabajo después de sostener una prolongada y dura huelga de 26 días en pro de un salario justo.  Felicitamos a estos trabajadores por la victoria conseguida, venciendo toda suerte de dificultades.  Asimismo felicitamos también a los trabajadores readmitidos de Frinsa y nos solidarizamos con todos los que luchan en estos momentos por un sueldo digno, especialmente con los obreros del tabaco de Las Palmas que han sufrido por ello duras represiones.
  • La Comisión de Difusión Cultural de Solidaridad Canaria recuerda a las asociaciones de vecinos, clubs juveniles y demás organismos populares, que se dispone de la posibilidad de programar actos culturales (proyecciones de cine, representaciones teatrales, conferencias, etc.) en barrios y pueblos de la Isla.  Para ello sólo necesitan ponerse en contacto con nosotros en nuestros locales.
  • Los periódicos La Tarde y Diario de Avisos, siguiendo su línea habitual, ofrecieron sendas desinformaciones a sus lectores con respecto a la salida de prisión de Berto Quintero y la presencia de una comisión de recibimiento de Solidaridad Canaria.  Las Banderas de Solidaridad fueron las únicas, junto a una de la Confederación Canaria de Trabajadores, que ondearon ante la puerta de la prisión, que por cierto fueron requisadas en su totalidad por la policía.  Estos periódicos parecen estar interesados en tergiversar los hechos y en confundir a la opinión pública.

SOLIDARIDAD  CANARIA

Objetivos  y  funcionamiento  interno

            Solidaridad Canaria es una Asociación de carácter cultural, social y humanitario que pretende aglutinar a todas las personas que sienten la necesidad de luchar por la defensa de los más amplios intereses de Canarias y de su pueblo, concretados en los siguientes puntos:

  1. Promoción de la cultura popular Canaria y defensa de la misma contra cualquier agresión interior o exterior, así como el desarrollo y fomento de las manifestaciones culturales autóctonas.
  2. Estudio y defensa del sistema ecológico del archipiélago y promoción de estudios y actividades tendentes a la protección y potenciación de la flora y la fauna autóctonas.
  3. Ayudar en el plano jurídico y económico a todos aquellos que sufren prisión o persecución por su actitud en defensa de los justos derechos democráticos de Canarias y de su pueblo, asesorándolos y ayudando económicamente a sus familiares en caso necesario.
  4. Reivindicar el derecho universal de cada hombre a un trabajo digno en su propia tierra, denunciando el irracional trasvase de trabajadores por determinados intereses que, como en Canarias, agrava la injusta situación social y económica.
  5. Promoción y difusión de todo tipo de estudios históricos, económicos, socio-políticos, científicos, etc., sobre la problemática canaria tanto de forma global como en temas particulares.
  6. Estimular todo tipo de relaciones con todos los Canarios o agrupaciones Canarias que se encuentren en el exterior, con el fin de acercar más las Islas a los emigrantes Canarios en los países en que se encuentran y hacer intercambios tanto culturales como sociales, sobre los problemas que los Canarios tenemos en Canarias y en el extranjero, a la vez que intentará gestionar e informar a todos los Canarios que se vean obligados a emigrar, en lo concerniente a situación jurídica, derechos, puestos de trabajo y conexiones con sus paisanos en la siempre penosa situación de la emigración.
  7. Desarrollo de cualquier otro tipo de actividades encaminadas a lograr un beneficio para la sociedad Canaria.

      El funcionamiento interno de la Sociedad es totalmente democrático, siendo la asamblea de socios el órgano máximo de decisión.  La Asamblea crea y controla las distintas comisiones de trabajo.  Las comisiones son coordinadas por un secretario, quedando abiertas a la participación de todos los socios que lo deseen.

      En estos momentos funcionan las comisiones de trabajo siguientes: Difusión Cultural, Propaganda, Jurídica, Ayuda, Investigación y Deportes Vernáculos.